El ingenio de Clara Isamat para promover un estilo de vida

por | 30 Sep, 2017 | PERSONAS | 0 Comentarios

Clara Isamat. Foto de Imma Folch-Lázaro.

A Clara la conocí en casa de unos amigos en Barcelona hace unos diez años, cuando regentaba un restaurante en la región del Alto Ampurdán en Gerona. Recuerdo que me impactó la alegría que transmitía cuando hablaba del huerto, de sus descubrimientos de tal o tal vino, hablaba y hablaba con los ojos muy vivos. Le perdí la pista desde entonces, hasta que hace unos meses asistí, en Madrid, a la presentación de su documental Fermentación Espontánea, un mosaico de historias contadas por los propios productores de vino natural repartidos por la geografía española. Al evento vino acompañada de varios de los protagonistas del documental y tuvimos la oportunidad de catar sus vinos.

Os cuento la historia de Clara Isamat…  Sumiller y fotógrafa con las ideas muy claras: se ha propuesto dar visibilidad a los viticultores de vino natural y acercárselo a todo el mundo. Y lo está haciendo colmada de reconocimientos. Lo que le ha permitido llegar hasta aquí es haber descubierto una pasión (tener una pasión es uno de los grandes lujos de la vida): el vino, pero no cualquier vino, sino el natural. El que se elabora sólo con uva, el que proviene de una viticultura ecológica o biodinámica y que en la bodega no se utiliza ningún tipo de producto enológico. Al vino no se le quita, ni añade nada.

“Pero el vino natural, me explica Clara, es una filosofía acorde a un modo de vida. Va mucho más allá de la viña y el vino. Es el resultado de una conciencia global que busca el respeto a la naturaleza y a una alimentación sana. Existe un espíritu colaborativo, una intención de preservar y mantener la biodiversidad vitícola. Es una de las realidades del vino, totalmente opuesta a la industrialización (la ecología ya se ha industrializado) y más cercana al territorio, al producto, al productor y al entorno social. Quien trabaja la viña es quien hace el vino y lo comercializa. Todo el vino que elabora es natural, con esto quiero decir que yo no concibo el vino natural como una línea más de trabajo dentro de una bodega”.

En 2005 se lanzó a abrir un restaurante con su propio huerto, en la provincia de Gerona, rodeado de un paisaje idílico, que le llevó a descubrir y a tomarse en serio el mundo del vino. Se preparó para adentrase en la sumillería y poder trabajar en el restaurante como responsable de sala, maître y sumiller. Y ha sido la convicción de una causa, su afán por la investigación, su gusto por conocer a la gente implicada y, desde luego, la curiosidad y el nervio que lleva dentro, lo que le han llevado a seguir con determinación un rumbo concreto: dedicarse en cuerpo y alma a conocer, a dar testimonio y a difundir la producción de vino natural en los diferentes terrenos españoles, porque a estas alturas ya sabe que tanto su calidad como su forma de producir lo merecen.

En la actualidad asesora sobre vinos naturales, organiza catas informales y desde su web Vinos Compartidos comparte de una forma divulgativa lo que va aprendiendo y su forma de entender el vino. Échale un vistazo porque tiene una colección de vídeos estupenda que se llama Catas de Barra. Es un viaje on the road por España, en el que entrevista a especialistas del vino natural que va descubriendo aquí y allá para compartir con ellos una copa de vino y que nos cuenten por qué es tan especial esa botella que le han reservado para el encuentro. Charla con ellos en sus tabernas, en sus restaurantes y en sus bodegas. En la web hay también otra colección que ha titulado Cata de Raíz, dedicada al aspecto más humano de la producción de vino, donde cada productor cuenta y enseña lo que hay detrás de sus viñedos en los que se trabaja la tierra, la cepa y el procesado de la uva de forma natural.

Pero aquí no acaba la cosa, Clara se ha marcado un objetivo ambicioso y, además de estos encuentros que comparte en su plataforma, en su hoja de ruta figura la publicación de una preciosidad de libro que se titula Raíces del vino natural, un año de viña (Sd. Edicions). Es un viaje, realizado durante el 2015, para conocer a  27 personajes relevantes del movimiento del vino natural en España. Un recorrido gráfico por el paisaje vitivinícola del país que recoge la personalidad, historias, inquietudes y circunstancias de los viñeros.

Como cuenta en la introducción de su libro, “cada uno de los productores que he visitado y con los que he compartido vino y conversación, tiene sus propias motivaciones por las que hacer vino natural. Cada una de ellas es una definición de lo que es el vino natural en sí mismo. El vino natural es un vino de pensamiento libre, desnudo, auténtico, integral… Se le puede llamar de muchas maneras, pero sobre todo, el vino natural, son las personas que lo hacen. Ya lo dice Carles Alonso (Carriel dels Vilars) en mi documental Fermentación Espontánea “no se puede hacer vino natural sin ser natural uno mismo”. Es una cuestión de coherencia con lo que se hace y se vive”.

El resultado de este trabajo ha recibido tres premios: Gourmand Best book in the world 2016 in Organic and Bio, Gourmand world cookbook Awards 2016, Spain’s winner in Best Organic and Bio y  VI Premis Club de Gourmets, Millor Llibre Gastronòmic (ex aequo). Y ha supuesto la simiente de un proyecto transmedia que pretende tener un largo recorrido.

El siguiente paso ha sido el documental basado en el libro, Fermentación Espontánea, producido y dirigido por ella misma. Premio Collita al mejor trabajo documental del Most Festival, celebrado en Villafranca del Penedès y Selección Oficial del International Wine Film Festival 2017, California. El documental engloba también una serie de entrevistas en profundidad de productores de vino natural, que podrás ver a través de su página web.

Y ahora está embarcada en el proyecto Mar i Vi. Me cuenta que es sobre todo un proyecto de aprendizaje, una consecuencia más de la inquietud por aprender “haciendo”. La idea es hacer un vino que se llama Mar i Vi, que es como se llamaba su madre, Mª Victoria, “todos le llamaban Marivi, y resulta que una vez fallecida, me doy cuenta que mi madre tenía nombre de vino (Mar y vino en castellano). Y como no tengo viñas ni tampoco sé muy bien cómo hacer vino, lo que hago es buscar compañeros de viaje que tienen ya una larga experiencia y que me gusta mucho cómo trabajan, tanto la viña como el vino. Por eso, Mar i Vi será diferente cada año, porque lo haré con un productor diferente, en una zona distinta, otra variedad y otro estilo de vino. Incluso la etiqueta irá cambiando, lo único que no cambiará será el nombre”. Además, ha liado a toda la familia en su nueva empresa, porque quiere que también formen parte de Mar i Vi. “Le he llamado vinografía de familia, porque al fin y al cabo es un retrato de familia a través del vino”.

Este es el link del vídeo que resume el trabajo que han hecho juntos, en familia, para Mar i Vi 2016. Un familia muy loca.

Este es su nuevo plan para seguir transmitiendo su pasión de mil formas diferentes. Me pregunto cuál será el siguiente…

Instagram @claraisamat  Facebook Vinos Compartidos   canal de Youtube Vinos Compartidos.

Trailer de Fermentación Espontánea, el documental del vino natural en España, dirigido por Clara Isamat, 2016. Basado en el libro “Raíces del vino natural, un año de viña” escrito por la misma autora.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *