Conversaciones cara a cara

por | 24 Oct, 2018 | BLOG | 0 Comentarios

Exchange fue una performance que se presentó en el vanguardista Design Museum de Londres el año pasado. El escenario: una mesa, dos sillas y un  gran folio en blanco donde se iban apuntando ideas que surgían. El objetivo: entablar una conversación vis a vis. Sus protagonistas: cuatro mujeres superados los setenta, sentadas en turnos, a un lado de la mesa, y al otro lado una cola de visitantes que se convertían en parte integrante de la muestra.

El Design Museum en Londres organizó en 2017 la exposición NEW OLD donde seis empresas especializadas en diseño e innovación tecnológica mostraban los últimos avances en diseño tecnológico enfocados a la gente mayor y su hábitat para llevar una vida más cómoda y también más plena anímicamente. Pero su intención iba más allá de cubrir las nuevas necesidades que reclama la salud, se trataba de atender sus aspiraciones y su vida social, como las de cualquier otra generación.

Esta exposición sucedía a otra que tuvo lugar en el Victoria and Albert Museum en 1986: New Design for Old (Nuevo Diseño para los Mayores). Por entonces, en el Reino Unido, ya se empezaba a poner en valor el potencial del diseño adaptado a una sociedad cada vez más longeva.

La guinda de la muestra fue la instalación Exchange, organizada por la empresa consultora Special Projects, dedicada a diseñar productos y experiencias innovadoras para sus diferentes clientes. El escenario: una mesa, una silla a cada lado y un  gran folio en blanco donde se iban apuntando infinidad de preguntas. El objetivo: entablar una conversación cara a cara, a un lado de la mesa una señora jubilada que ocupa tiempo libre ejerciendo labores de voluntariado, dos artistas y una modelo, todas con más de setenta años y en activo; y al otro lado una cola de visitantes que se convertían en parte integrante de la muestra, gente de cualquier edad dispuesta a hacer cualquier pregunta personal y a responder también a sus preguntas. El resultado: una nueva forma de ver las cosas, dando protagonismo al parecer de las personas más mayores y, a la vez, creando un acercamiento entre edades para abrir el campo de visión social y entender que la edad no convierte a la persona en objeto pasivo, que cada uno es un mundo con sus gustos y sus necesidades y que están muy dispuestos a seguir disfrutando hasta que el cuerpo aguante. Una experiencia que Special Projects ha querido llevar a la calle para dar a conocer su forma de trabajar, donde la empatía y el contacto con sus clientes cuenta igual que la innovación tecnológica que aplican a cada caso.

Está claro que el diseño ha comenzado a adaptarse a los nuevos mercados. El envejecimiento de las sociedades y la mayor longevidad de las personas es un fenómeno nuevo que esta cambiando la estructura social tal como la veníamos conociendo. Necesitamos reconsiderar qué es eso de hacerse mayor desde un punto de vista constructivo, y exposiciones como ésta son un gran paso.

Abajo dejo los apuntes que se tomaron en la exposición: un intercambio de preguntas cara a cara, que ponen de manifiesto las inquietudes de nuestros tiempos. Y lo interesante es que son preguntas que bien las podríamos haber intercambiado en cualquier país europeo. Qué pena que las respuestas no hayan quedado registradas.

Algunas de las preguntas:

“¿Cuándo comienza uno a ser mayor?

“¿Qué es lo que más te preocupa?”

“¿Qué consejo le darías a una persona con 50 años?”

“¿Cómo definirías el éxito?”

“A la hora de comprar, te encuentras con dificultades?”

“¿Cuál ha sido tu momento de inflexión a lo largo de tu vida?”

“¿Tienes algún deseo que te quede por cumplir?”

“¿Qué te da miedo?”

“¿El sentimiento de la aventura cambia con la edad?”

“Te arrepientes de algo?”

“¿Eres una persona feliz?”

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *