Mujeres y hombres aliados por un bien común

por | 31 May, 2017 | BLOG | 0 Comentarios

Emma Watson ante la ONU, 2014, en su discurso de presentación de la campaña HeForShe

Está demostrado que cuando se confiere protagonismo a las mujeres en la economía, las sociedades prosperan. En vista de lo cual la Organización de las Naciones Unidas, consciente de la necesidad de poner en valor el papel de las mujeres en el desarrollo de cualquier país, está llevando a cabo acciones en pro del empoderamiento de todas las mujeres y niñas del planeta. Y lo está haciendo con una estimulante y nueva visión: implicando a todos, a mujeres y a hombres, a mayores y jóvenes, en un esfuerzo conjunto de integración social.

El organismo creado para este fin es ONU Mujeres y cuenta con movimientos como Empower Women y HeForShe. Estas plataformas trabajan como observatorios de iniciativas sociales, políticas y empresariales de buenas prácticas a nivel global y se encargan, además, de canalizar y fomentar un trabajo en común de networking entre mujeres y hombres, niños y niñas, para impulsar el diálogo y la implicación de todos a través del intercambio de experiencias.

La jovencísima actriz británica Emma Watson, embajadora de UN Women e impulsora de la campaña HeforShe, dio en 2014 un discurso magnífico y conmovedor ante los miembros de las Naciones Unidas, sobre la necesidad de luchar por la igualdad y por la promoción de la mujer y niñas desde todos los ámbitos sociales y de hacerlo contando con el apoyo de los hombres, la otra mitad del planeta. Un discurso que nos sorprendió y conmovió y que se volvió viral en youtube, superando actualmente los siete millones y medio de visualizaciones.

La actriz y activista Emma Watson ante la ONU, 2014, en su discurso de presentación de la campaña HeForShe.

« Hoy lanzamos la campaña HeForShe. Me dirijo a ustedes porque necesitamos su ayuda. Debemos intentar movilizar tantos hombres y niños como sea posible para se conviertan en defensores del cambio (….) Cómo se podría llevar a cabo tales cambios en el mundo si la mitad no fuese invitada. A vosotros, los hombres, la igualdad de sexos también os concierne” 

 

La revista TELVA tuvo ocasión de entrevistar recientemente a Meral Guzel, coordinadora regional de ONU Mujeres para Europa y Asia Central, desde 2015. Consciente de la relevancia de su cargo se ha puesto inmediatamente manos a la obra creando una red de influencia compuesta de mujeres y hombres, adultos y jóvenes, para que entre todos logremos potenciar el factor W (woman, mujer) en la economía mundial.

 

Campaña Empower Women de Naciones Unidas, creada en 2013, con el fin de construir una plataforma de network para que niñas y jóvenes puedan entrar en contacto con expertos y profesionales, y beneficiarse de su apoyo para el desarrollo de sus capacidades.

 

Parece increíble que todavía hoy sigamos hablando de la lucha por la igualdad de género en sociedades desarrolladas económicamente, que siga todavía habiendo desigualdades en el mundo laboral que afectan a salarios, a promociones laborales y a la gestión en la conciliación, y que siga habiendo infinidad de gestos, muchos totalmente asumidos, en la convivencia cotidiana. Parece que tendría que ser  anacrónico, en las sociedades que viven con un cierto bienestar,  la nueva ola de feminismo que se ha instalado en la sociedad a nivel internacional. Pero aún se practica la desigualdad entre sexos. Se están haciendo cosas y sobre todo se está hablando mucho de ello y se está denunciando, pero hasta que el problema no se trate desde sus raíces todo lo que se consiga a la fuerza costará asumirlo mucho más. La educación es la base de todo: educar a los niños y a las niñas en una igualdad absoluta.

Os pongo un vídeo donde se pronuncia sobre el tema el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, en el Foro Económico Mundial de Davos, 2016. Se reconoce feminista y comenta la importancia de educar a sus hijos y a su hija en la igualdad de género y en el empoderamiento de la mujer. Detalle que se lo tuvo que advertir su mujer (él no se dio cuenta), el no centrarse sólo en su hija a la hora de inculcarle una educación de confianza en sus propias capacidades, sino también en sus hijos para que todos asuman el feminismo como algo normal.  Pero anécdota aparte, ojalá hubiese muchos más hombres y mujeres así.

 

 

“Los hombres y mujeres deberían de usar sin ningún miedo la palabra feminista para describirse así mismos siempre que quieran. Los hombres tienen que estar implicados en el feminismo (…)”

 

Acabo este post destacando la iniciativa francesa #JamaisSansElles (Nunca sin Ellas), un movimiento creado por hombres en favor de la diversidad de género en los debates sociales, políticos y económicos del país. La iniciativa surgió del Club des gentlemen, compuesto por un centenar de empresarios del mundo digital y expertos de los medios de comunicación involucrados en la evolución digital de la sociedad acorde con los valores humanistas, que participan habitualmente en los debates públicos del país  y que asombrados ante la carencia absoluta de mujeres, se han comprometido a no participar en ningún debate más que no cuente con la presencia de expertas en el tema. Este grupo de hombres ha conseguido hacer visible la falta de mujeres en los debates mediáticos, lo consideran inaceptable y se han unido para actuar en consecuencia.

El movimiento se lanzó en enero de 2016 con la publicación de un manifiesto en el semanario Le Point y a través de la red social Twitter. Ante el éxito en Twitter, se ha transformado en una asociación integrada por el Club des gentlemen y por un consejo femenino, compuesto por dirigentes del mundo empresarial digital y personalidades de los medios, de la cultura y de la política. Y entre sus tareas esta la de poner en evidencia actividades excluyentes por parte de los medios, fomentar la participación femenina en el entramado del nuevo mundo digital y refrendar las acciones que estén llevando a cabo empresas, asociaciones y organizaciones en pro de un debate social inclusivo.

Me gustaría saber si eres testigo de alguna acción, en tu vida cotidiana, en el que veas que los hombres se implican en construir una sociedad más íntegra.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *