Elena Ochoa Foster, el arte de reconvertirse

por | 23 Dic, 2017 | PERSONAS | 1 Comentario

Elena Ochoa Foster elegida presidenta del Consejo de las Serpentine Galleries. Foto: Salva López. Cortesía de Ivorypress

“Lo heredé de mi madre: cuando siento que algo es bello, un libro, una palabra, un objeto, lo cuento. Descubro para otros“. Este extracto de una entrevista que realizó Juan Cruz a Elena Ochoa Foster, para El País Semanal, se me ha quedado grabado.

Hay una Elena Ochoa, la “Doctora Ochoa” de nuestra juventud, psicóloga y profesora en la Universidad Complutense de Madrid, que se convirtió en un personaje público como presentadora, en 1990, del programa de televisión Hablemos de sexo, dirigido por Chicho Ibañez Serrador. Era el primer programa en España que trataba explícitamente el sexo con el propósito de liberarnos un poco de nuestros tabúes ancestrales. Tengo un vago recuerdo, pero mi impresión es que ella lo presentaba muy profesionalmente (pensaba por entonces que no debía de ser nada fácil).

Y aunque el programa tuvo su tirón, no superó el año. En 1995, Elena Ochoa se pone al frente de un nuevo espacio Luz Roja, también dirigido por Ibáñez Serrador, donde ejercía de especialista en psicopatología. Y, cuando empezó a perder fuelle el programa, Elena Ochoa aprovechó para retirarse del mundo de la tv.

Desapareció de la esfera pública una temporada, hasta que en 1996 nos enteramos por los medios que se ha casado de segundas nupcias con Norman Foster, uno de los arquitectos más reconocidos y cotizados del mundo (Premio Pritzker en 1999 y Premio Príncipe de Asturias de las Artes en 2009. La nueva ampliación del Museo del Prado está en sus manos). A raíz de este enlace se convirtió en Lady Foster of Thames Bank, tras el nombramiento de su marido como Barón Foster de Thames Bank por la reina Isabel de Inglaterra en 1999. Pero nos enteramos también de que ha abierto la nueva galería de arte Ivorypress, diseñada por Norman Foster, en un barrio tranquilo de Madrid, fuera del circuito de galerías y museos.

Aquí renace una nueva Elena Ochoa Foster, implicada en cuerpo y alma en la difusión internacional del arte contemporáneo. Qué extraño resultaba que aquella chica desconocida que se había lanzado a la esfera pública presentando un programa de tv sobre sexo, fuese la misma que años más tarde fundase un espacio dedicado al arte con un reconocimiento internacional que no tardó en llegarle. Qué forma de reconvertirse más fabulosa.

Muchas veces me he preguntado cuál fue el proceso que le llevó a adentrase en el terreno del arte como experta de pleno derecho después de más 20 años dedicada a la psicología. Cómo se lanzó al nuevo escenario del arte, que por entonces era una pasión a la que nunca había dado forma. Así lo cuenta ella en la entrevista del EPS, “fue Bob Sainsbury, el genio de los supermercados [su familia fundó Sainsbury’s, la segunda cadena de alimentación más importante de Reino Unido], quien me animó. “Hazte editora de libros de artistas”, me espetó un día que estábamos con Norman. “¡Pero yo no he hecho libros nunca!”, respondí. “Mira”, añadió, “soy un señor que se dedica a los supermercados, es lo que sé hacer, pero a mí nadie me ha enseñado a coleccionar arte. Simplemente sientes un puñetazo en las entrañas y sabes que tu intuición funciona. Así es como he apoyado y descubierto a Francis Bacon, a Henry Moore o a Giacometti, comprando sus obras. Editar es lo mismo”. Es un mantra que no se me olvida. Él me dijo que si me apasionaban el arte y los artistas, me acercara a ellos. Ahora estoy a su lado y los comparto. Ahí se va la energía”.

Tras un período de estudio y de aprendizaje sobre la impresión y edición de libros concebidos como objetos de arte en sí, y de búsqueda de artistas y coleccionistas en Europa y América; en 1996 funda en Londres la editorial Ivorypress, especializada en libros de artista. Y seguidamente abre un espacio en Madrid para hablar de arte y diseño contemporáneos a través del comisariado de exposiciones, conferencias, programas educativos, con librería especializada en fotografía, y dar continuidad a su editorial para el desarrollo de los libros de artista y poner también en marcha C International Photo Magazine, una revista de coleccionista dedicada a promover la fotografía contemporánea, a crear debate y narrativa acerca de la obra de los fotógrafos que allí quedan inmortalizados. También a través de Ivorypress Elena Ochoa ha creado la Cátedra de Arte Contemporáneo de la Universidad de Oxford. En su canal de Youtube puedes ver el recorrido histórico de las exposiciones y conferencias que van teniendo lugar en la galería.

El espacio, que por voluntad propia quiso abrirlo fuera del circuito comercial y artístico de la ciudad, lleva más de veinte años con las puertas abiertas enseñando, ilustrando y contando los proyectos artísticos que se mueven por el mundo. La galería no ha perdido un ápice de interés. Y esto es el resultado de su tesón, de su bagaje cultural, su trabajo constante, su afán controlador, su don de relaciones y el saberse rodear de un equipo que le respalda las 24 horas del día.

Ha comisariado con Ivorypress exposiciones como C on Cities (Bienal de Arquitectura de Venecia, 2006), Blood on Paper (Victoria & Albert Museum, Londres, 2008), Real Venice (Bienal de Arte Venecia, 2011 en Venice, Somerset House, Londres, 2012) y la exposición de fotografía ToledoContemporánea, 2014, que integró el IV centenario del Greco. Y ha producido, en 2010, un bellísimo documental dedicado al arquitecto Norman Foster, How much does your building weigh Mr Foster?.

Es una coleccionista y una mecenas, es decir, una embajadora del patrimonio artístico de nuestros tiempos y una impulsora de nuevos talentos artísticos. Y por esta contribución, en 2016, se la homenajeó con los Premios Iberoamericanos de Mecenazgo. Apoya, además, a varios museos y fundaciones, entre ellos el Museo del Prado y el Teatro Real, a escuelas internacionales de arte contemporáneo y de fotografía.

Este año le han nombrado presidenta del Consejo de las Serpentine Galleries en Londres (la comunidad de donantes y amigos de las galerías Serpentine), uno de los santuarios del arte moderno y contemporáneo, en Kensington Gardens, dentro de Hyde Park, Londres, inaugurado en 1970, que se distingue por promover nuevas ideas del arte contemporáneo y por apostar por artistas noveles en los circuitos del mercado del arte. El puesto se le ha concedido, según Yana Peel, directora ejecutiva, y Hans Ulrich Obrist, director artístico, por “el apoyo inigualable que ofrece Elena a los artistas en sus roles de editora y patrona. Es una defensora y una embajadora excelente de lo que ambicionamos, que es crear un panorama abierto para el arte y las ideas en el corazón de Kensington Gardens”.

Es corresponsal en Suiza, donde tiene una de sus residencias, de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando, la institución artística de más larga trayectoria y mayor vigencia cultural en España. Es miembro de la junta de directores de arte de la Mutual Art Trust y también es integrante de la junta directiva del premio de fotografía Prix Pictet, un galardón fotográfico que tiene como temática el desarrollo sostenible. Ha sido presidenta del Consejo Internacional de la Tate durante cinco años y miembro de la junta directiva de la Tate Foundation (de 2004 a 2008) y de la Isamu Noguchi Foundation. La obra del escultor y diseñador estadounidense-japonés, la puedes ver en la web Artsy, que nos han recomendado.

Uno de los proyectos más recientes y queridos de Elena Ochoa es su participación como miembro del patronato y una parte fundamental del alma de la Norman Foster Foundation, que el arquitecto acaba de inaugurar en Madrid, y no cabe duda que ha sido ella la impulsora de que su marido haya decidido establecer su base en Madrid. Muchas gracias Lady Foster.

II PREMIOS IBEROAMERICANOS MECENAZGO, 2016. Una Iniciativa Social de Wealth Advisory Services.

Mesa de discusión en ocasión de la exposición “Zaha Hadid Beyond Boundaries, Art and Design” que tuvo lugar en Ivorypress en 2012.  

 

1 Comentario

  1. loreto

    Siempre me ha parecido una mujer fascinante, que emana mucha personalidad y un estilo propio que denota muchísima seguridad en sí misma. Se ha reinventado, ha encontrado su lugar y lo hace muy bien…. ¡¡gracias por el artículo!!

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *