Katharine Graham, the great pretender

por | 2 Jun, 2017 | LECTURAS, NOS GUSTA | 0 Comentarios

Acabo de finalizar la autobiografía de Katharine Graham, una historia personal (1917-2001) que me ha entusiasmado. En 1962, tras el fallecimiento repentino de su marido, Katherine se vio forzada a asumir la presidencia del periódico norteamericano The Washington Post, aventura que le duró hasta que decide delegar en su hijo en 1991. Fue ella quien consiguió aupar el prestigio del periódico y convertirlo en una cabecera de referencia nacional e internacional. Aunque el periódico tuvo un protagonismo fundamental en su infancia desde que lo adquiriera su padre y tomara las riendas posteriormente su marido, una cosa era lo que escuchaba en casa y otra muy distinta era estar sumergida en un mundo totalmente masculinizado (que se lo puso muy difícil) y sin conocimientos empresariales ni periodísticos. Durante su dirección se enfrentó al presidente Richard Nixon encabezando la publicación de los Papeles del Pentágono (1971) sobre la guerra de Vietnam y el caso Watergate (1972). Dos situaciones que pusieron en la cuerda floja al periódico y a ella misma, y que le valió posteriormente un reconocimiento nacional. Es un documento histórico que cubre tres décadas de los EE.UU., pero sobre todo es conmovedor cómo reconoce su constante vulnerabilidad y es admirable su fortaleza y su valentía. Sin desperdicio las relaciones sociales que describe con los sucesivos presidentes del país y su amistad con quien se convertiría en su mentor Warren Buffett. Y enormemente inspiradora su gestión de la empresa periodística, por parte de una novata, la expansión del grupo, la toma de decisiones y la resolución de conflictos permanentes.

Dejo una cita que me hizo mucha gracia. Una conversación privada entre el presidente Kennedy y el periodista Clayton Fritchey. Mr. President estaba atónito de que el entonces embajador en la ONU, Adlai Stevenson, estuviera siempre tan bien rodeado de mujeres sin ser un hombre aparentemente atractivo, a lo que le responde el periodista…

 

  • AUTOBIOGRÁFICO 100%
  • HISTÓRICO 70%
  • BRILLANTE 90%
  • INSPIRADOR 100%
Katharine Graham, una historia personal, 1998

“Mientras que los dos amáis a las mujeres, a Adlai también le interesan, y las mujeres reconocen la diferencia.”

Clayton Fritchey

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *