Vanessa Redgrave se estrena como directora por cuestión de humanidad

por | 12 Nov, 2018 | CULTURA, NOS GUSTA | 0 Comentarios

Sea Sorrow, documental dirigido por Vanessa Redgrave, 2017

En septiembre de 2015, hubo una foto que dio la vuelta al mundo. Nos conmocionó y nos avergonzó. En ella yacía el cuerpo sin vida del pequeño Alan Kurdi en una playa de Turquía. Toda su familia había perecido intentando huir de la guerra de Siria. La actriz británica Vanessa Redgrave, impactada, decidió volcarse para a su manera denunciar y llamar la atención sobre el desamparo que viven los refugiados que llegan a Europa -ella misma fue una refugiada con la misma edad que el pequeño Alan, durante la Segunda Guerra Mundial, experiencia que le marcó y le impulsó a colaborar, a partir de los los años 50, en la causa de los refugiados-.

Consiguió recaudar dinero para el British Refugee Council produciendo la obra de teatro La tempestad de William Shakespeare, en la que Ralph Fiennes interpreta el personaje de Próspero, legítimo Duque de Milán, quien fue enviado a morir en un bote por su hermano usurpador Antonio. Próspero y Miranda sobrevivieron en el bote y encontraron exilio en una pequeña isla. Redgrave filmó la obra y el discurso de Próspero lo utilizó de material para su primer documental, que ha estrenado hace unos meses en el Festival de Cannes.

Su película es un acto de denuncia sobre la situación de desamparo en la que viven los refugiados en Europa y pone en cuestión la ineficacia y el abandono por parte de los gobiernos a nivel global. En ella va hilvanando sus visitas a los campos con su propia experiencia como niña evacuada de Londres. A sus 80 años, con cinco décadas de carrera y más de 130 películas sobre sus espaldas, un Oscar, dos Globos de Oro y un BAFTA, acaba de presentar su ópera prima como directora: Sea Sorrow. La actriz y compañera Emma Thompson participa en el documental dando voz a la activista sufragista y antibélica Sylvia Pankhurst.

El Hay Festival, que tuvo lugar el mes de septiembre en Madrid, presentó el documental. Ella no pudo asistir, pero en su lugar estuvieron sus compañeros de aventura: su hijo, el director y guionista Carlo Nero, con quien ha codirigido el documental, y el político laborista Lord Dubs, líder en políticas de inmigración, quien consiguió que el gobierno de Reino Unido aceptará una enmienda a la ley de inmigración de 2016 para acoger a 3.000 niños refugiados sin familia en el país, pero su lucha logró solo acoger a 350 niños desamparados y sigue movilizándose sin tregua para incorporar a más niños huidos de la guerra de Siria. “Los gobiernos y políticos tienen que cambiar su discurso negativo respecto a la llegada de refugiados, comentaba en la presentación de la película. Hay que hablar de la contribución positiva que supone para las sociedades de acogida. Tenemos que aprender de cada una de sus historias, tenemos que humanizarlos. Es cuestión de crear un futuro para el beneficio de todos, porque todos estamos conectados. Habría que distribuir responsabilidades entre todos los países. El enemigo real es la falta de esperanza y la apatía”. Dubs es uno de esos políticos, que a sus 85 años, tiene un aura que despierta pasiones. Fue un gran placer escucharle y verle.

Vanessa Redgrave insiste en la importancia de reconocer los Derechos Humanos de cada uno de los refugiados, su derecho a ser tratado como persona, a vivir en libertad y a responsabilizarse de su propia seguridad y prosperidad. Son libertades universales inherentes al ser humano.”Esta gente está buscando protección y seguridad, que es un derecho legal e internacional”, declara Redgrave. Un momento emocionante del documental es la aparición de Eleanor Roosevelt con “la carta magna de la humanidad”, como la llamó su impulsora, entre sus manos. Roosevelt, por entonces, detentaba el puesto de Delegada de los EE.UU. ante las Naciones Unidas y fue una de las artífices de La Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948). “La libertad, decía, exige mucho de todo ser humano. Con la libertad llega la responsabilidad. Para la persona reacia a crecer, la persona que no desea hacer valer su propia importancia, es una perspectiva atemorizante”.

Esta declaración de Eleanor Roosevelt me hace pensar en la entrevista que leí hace poco al jurista Antonio Garrigues en la revista ethic, comenta en un momento: “Seguimos sin entender que la historia de la Humanidad es la historia de las migraciones. No somos capaces de valorar la fuerza que tiene un refugiado. No puedo imaginarme nada más bello que el deseo de mejorar (…)”.

“Gran actriz y gran persona”, así la definen los seguidores de Vanessa Redgrave en las RRSS.

Sea Sorrow, dirigida por Vanessa Redgrave, 2017. Se puede ver en Filmin.

Eleanor Roosevelt ratifica, ante las Naciones Unidas, la Declaración Universal de los Derechos Humanos, el 10 de diciembre de 1948.

Historia de los Derechos Humanos.

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *